Papelería de boda: cómo hacer que todo tenga sentido

Como siempre decimos, en un una boda, los detalles importan. Son esas pequeñas compras las que harán que tu día sea original y perfecto.

Las invitaciones, las tarjetas personalizadas, adhesivos para lo detalles… Son muchos los artículos de papelería que necesitarás y, para que todo sea coherente, lo mejor es que sigan el mismo diseño y tipo de letra.

Si has elegido una temática para tu boda, una de las principales tendencias para 2018, te recomendamos que el diseño de la papelería siga esa línea y complementa la decoración. De esta forma, lograrás una celebración bonita donde todo tendrá sentido.

La temática boho chic, donde las flores y la naturaleza son protagonistas continuará pisando fuerte el próximo año.

Os dejamos con una selección de los diferentes formatos de artículos de papelería que ofrecemos en nuestra web. ¡Esperamos vuestros comentarios!

Libros de Firmas para Bodas Originales

¿Has pensado incluir en tu celebración un libro de firmas? Es una idea genial si deseas obtener un recuerdo único de ese día tan especial. Están pensados para que los invitados plasmen su firma, pero también felicitaciones, comentarios y consejos para los recién casados. El hecho de que tus seres queridos y tus amigos se tomen su tiempo para dejaros unas palabras harán que ese libro se convierta en un preciado recuerdo de tu boda. Cuando el tiempo pase, podrás volver a él y rememorar los instantes vividos en esa jornada.

Si tu estilo es clásico, puedes optar por la versión más tradicional del libro de firmas. Normalmente están decorados en el frente con delicados y elegantes motivos. Es sus páginas, los invitados encontrarán espacio para dejar sus firmas y comentarios. Muchos libros también contienen páginas donde puedes añadir fotografías de la boda, y así poder completarlo también por vuestra parte.

Si un libro de firmas clásico no te convence, no te preocupes. Actualmente tienes muchas más opciones. Sólo necesitas un poco de imaginación para conseguir un resultado único. Por ejemplo, de un tiempo hasta parte, están muy de moda los “árboles de huellas”. Se tratan de ilustraciones de distintos tamaños, pensadas para que los invitados dejen su huella, ayudándose de tintas de colores. Además, pueden dejar sus nombres o alguna anotación sobre la impresión para identificarlas. La ventaja de este tipo de recordatorio es que, cuando la boda pase, podéis enmarcarlo y colocarlo en cualquier lugar de la casa. De esta forma, será parte de vuestro hogar y un recuerdo siempre presente.

Otra opción súper creativa y que quedará genial en la boda son los “Árboles de los deseos”. Puedes pedirle a tu florista que cree este tipo de arreglo, o si lo haces al aire libre puedes utilizar las ramas naturales. La idea es decorar un espacio donde el árbol sea el motivo central. En una mesita podéis preparar todos los accesorios necesarios: bolígrafos, tarjetas en blanco, pinzas de madera, cintas de rafia… La idea es que los invitados pasen por el lugar, plasmen un deseo para la pareja en la tarjeta y lo cuelguen en el árbol. ¡Nos parece un detalle lleno de cariño!

¿Prefieres otro tipo de decoración? Puedes encontrar un marco bonito, adornarlo con flores, colocarle unas cintas y organizar un original tendedero para los deseos. Dependiendo de su tamaño podrás conservarlo también como un recuerdo en tu hogar.

Post1 D

Existen también otras versiones de estos “libros de firmas”, aptas para aquellos con aficiones o gustos muy marcados, o para los que disfruten de su profesión. Seguro que un a músico le encantará conservar los nombres de sus invitados en su disco favorito, o a un amante del vino le ilusionará tener un objeto decorativo compuesto por los corchos de las botellas firmados por sus seres queridos. Si te inclinas por una versión tan diferente, tendrás que aplicar tu imaginación, pero no te arrepentirás ya que el resultado será único.

temáticos

Esperamos que este post os haya resultado útil. ¿Qué os parecen los libros de firmas? ¿Os habéis planteado incluirlos en vuestra boda? Nos encantará escuchar vuestros comentarios.

¡Hasta la semana que viene!