Cómo divertir a los niños en una boda

A veces, resulta difícil que los niños se lo pasen bien en una boda. Suelen tener momentos de aburrimiento y cansancio que pueden llegar a provocar que los padres decidan que es momento de irse a casa.

Si deseas que en tu boda se lo pasen en grande niños y mayores. En este post encontrarás muchas ideas con las que hacer que los más pequeños vivan un día ¡muy divertido!

Zona para niños

Aunque implica un coste adicional, sería recomendable contratar un servicio de animación para niños. Los mantendrán entretenidos, supervisados y en una zona que no entorpezca el paso de los camareros y el transcurso de la celebración.

Muy unido a esto, la ¨mesa de los niños¨ va mucho más allá en las bodas actuales. Con algunos elementos de decoración y juguetes puedes crear una zona de niños de la que ¡no querrán salir!

 

¡A pintar!

A los más pequeños les encanta ser creativos y jugar con su imaginación. Por eso, regalarles sets de colorear es una gran decisión. Se mantendrán entretenidos, sentados y podrán llevarse un recuerdo a casa de ese gran día.

Hay muchas opciones para preparar una mesa de colorear original. Nosotros te recomendamos que les facilites muchos materiales para que puedan llenar sus dibujos de color.

Momento dulce

Un día es un día, por eso regala a tus mini invitados unas golosinas con las que endulzar un día tan especial. ¡Hay mil formas de presentarlas! Unos tarritos individuales son perfectos y las fotos ¡quedarán geniales!

 

Si, además de invitar niños en tu boda, tienes hijos. ¡Haz que se sientan parte de ese día! En la tarta, durante la ceremonia, puedes incluirlos todo lo que quieras.

Y tú, ¿los niños serán bienvenidos en tu boda?

Deja un comentario