Aunque son muchas las bodas en las que los niños no son bienvenidos, la tendencia actual está dando la vuelta y ahora hay bastantes parejas que deciden incluir a los más pequeños como invitados en su celebración. Tener a niños en una boda puede ser un poco difícil de gestionar, sobre todo, si el número asciende a las dos cifras… Mantenerlos entretenidos es indispensable si quieres tanto ellos como sus papás y mamás disfruten al máximo del gran día. Una forma de conseguirlo es contratando a un animador que, a la vez de divertirles, los cuidará y vigilará. Sin embargo, puede llevarse un gran pellizco del presupuesto. Sin embargo, si te haces con varios detalles, será una manera económica de entretenerlos. Los sets de colorear, como mochilas, estuches o tazas son una opción genial. Estarán sentados durante un rato mientras los colorean y se llevarán a casa un recuerdo completamente personalizado por ellos. Los muelles son un juguete clásico que sigue encantado a los niños. También los puzzles y demás juguetes son una gran idea. Jugarán y compartirán grandes momentos. Los detalles dulces ¡siempre funcionan! A los pequeños les gustarán muchísimo. ¿Qué opinas de nuestras propuestas?
Siguenos

Deja un comentario